Contrato electrónico: un paso adelante en la administración sin papeles

El contrato electrónico, aquel que tiene la misma validez legal que un contrato firmado por las partes presencial y físicamente, es un facilitador en la administración de los negocios que genera ahorros de hasta un 100% por la disminución de papel; reducción de la tasa de pérdida de documentos de un 90%; mejoras sustantivas en la validación de las personas; baja en el riesgo de fraude; favoreciendo la seguridad y respaldo de la información.

Aún cuando Chile está a la espera de la entrada en vigencia de la ley que homologa el contrato físico con el electrónico, es el país más avanzado en la región, gracias a la Ley 19.799 sobre Documentos Electrónicos y Firma Electrónica, que le dio validez legal a la firma electrónica y cuya primera aplicación práctica es la factura electrónica.

El SII ha estimado que el ahorro promedio de la factura electrónica  para los contribuyentes por concepto de papel, timbraje, almacenamiento, envío y pérdida de documentos valorados es de $474 por documento, si esto se extiende al contrato electrónico los ahorros podrían ser exponenciales,  dada la reducción de costos de operación e incremento de la productividad de empresas y el Estado.

Cristián Hermosilla, Gerente de Operaciones de Azurian, explica que “el contrato electrónico además de generar ahorros en tiempo, papel  y espacio, permite centralizar la información cuando una empresa tiene más de una sucursal, evita la fuga de documentos; acelera los procesos de venta y permite la utilización de canales de atención remotos”.

Conoce más sobre Contrato Electrónico - ¿Te interesó? Contáctanos

¿Interesado?

CONTÁCTANOS